LYNDA THOMAS

Como nació "Lo Mío"

Escrito el 07/10/2018
Lynda Thomas

55

Lo que te voy a contar es algo mágico, algo que difícilmente hubiera podido creer si no lo hubiera vivido personalmente, lo he querido compartir porque creo que es necesario que sepas,  como es que nació la canción que se ha convertido en mi primer single  despues de 16 años .

 

Era el verano del 2009, recién llegabamos a vivir a Austin Texas y enmedio del caos, se respiraba un aire de optimismo alrededor de nuestra pequeña tribu.

 

La primer casa que rentamos, tenía una terracita que daba a una calle que casi nadie visitaba,  una de esas tardes lánguidas en que el aire tibio despeina los arboles, mi compañero de viaje y yo comenzamos de la nada, a crear melodías y letras sin sentido.

 

Era la euforia de un nuevo comienzo, la promesa de historias nuevas y la bienvenida al optimismo, así fue que enmedio de toda aquella algarabía, la guitarra comenzó a murmurar melodías y sin pensar, comencé a disparar como loca, palabras  que se volvían puentes,  y mi compañero me regresaba frases que se convertían en caminos.

 

La idea era simplemente no hacer nada, pero si algo se asomaba, valdría la pena atesorarlo porque no había destino, solamente el deseo de  vernos a los ojos.

 

De pronto, me lo creas o no, un colibrí apareció de la nada,  aquella frágil criatura se materializó detrás de una ráfaga de viento y de los rayos de luz que jugueteaban con el polvo.

 

Yo continué cantando pero por alguna razón, los ojos se me llenaron de lágrimas mientras sentía como el corazón se me inundaba de luz.

 

Cuando un instante después, recuperé los sentidos, me dí cuenta que el colibri seguía ahí, estático,  con su frenético  movimiento  de alas, observandome curioso y ensimismado.

 

Cuando la musica se fué apagando, aquel pequeño ser, dió una pirueta y desapareció, esfumandose entre la tarde que anunciaba el final de nuestra euforia.

 

Cuando días después, grabamos aquella canción, me encariñé tanto con ella que le pedí a Carlos no promoverla con nadie, aún sabiendo que la cantaría quizás solamente para mi misma.

 

Al cabo de unos  meses, ciertos mareos y otras cosas comenzaron a avisarme que algo maravilloso podía estar sucediendome, es difícil explicar con palabras, saber que algo que por años había postergado para no hacerle ruido a otros, estaba germinando en mi.

 

Por alguna razón, aquella canción que había nacido unos meses atrás en la terracita de nuestra primer casa en Austin, retomó su lugar en mi playlist mientras mi pequeño astronauta comenzaba a preparar el viaje más importante de su vida dentro de mi vientre.

 

Mi embarazo fué en ocasiones agridulce, pero puedo decir, sin temor a equivocarme, que nunca he vuelto a experimentar ese estado de gracia donde todas las emociones suelen abrazarte en cualquier momento.

 

Cuando llegó el día y después de horas interminables de parto porque al parecer mi astronauta no estaba listo para abrir la puerta y asomarse a este complicado y fantástico planeta, enmedio del dolor , comenzó a sonar de nuevo, esta curiosa y mágica canción en mis audífonos para arrancarme una sonrisa y ayudarme a tomar un segundo aire.

 

Minutos más tarde, Noah, mi astronauta, le decía hola al futuro.

 

Los siguientes años fueron de paz y luz, no hay nada más hermoso en esta y otras vidas que la risa de un niño dando vueltas en tu corazón, recuperar el asombro a traves de su mirada y recordar que esta vida es el regalo más maravilloso que puede existir cuando te das cuenta que nunca volverá a suceder.

 

Aquella happy song de vez en vez reaparecía en nuestros recorridos cotidianos y la historia de aquel momento se fue quedando en la memoria de nuestras vivencias.

 

Solamente, años más tarde, cuando comenzamos a hablar de la posibilidad de mi regreso y volvimos a visitar viejas tonadas, esta mágica canción brincó de inmediato entre nuestros recuerdos y cuando comence a escucharla detenidamente mientras Noah jugaba a lo lejos, los ojos se me llenaron de lágrimas.

 

Aquella canción había sido una premonición y no nos habiamos dado cuenta, por primera vez entendi que las palabras contenidas en este primer single de mi nuevo proyecto, trataban sobre mi Astronauta

 

Llamame loca, pero creo firmemente, que el colibrí que se detuvo a escucharnos aquella tarde de verano, estaba ahí para avisarme que mejores tiempos venían en camino, y que Noah, era parte de este nuevo capítulo de nuestras vidas.

 

Los que han escuchado esta canción que ahora conoces con el título de “Lo Mío”, constantemente me escriben para decirme que no pueden explicarse como es que no pueden contener las lágrimas o la sonrisa y el deseo inmediato  de buscar y abrazar a quien mas aman.

 

Sabes porque?

Porque esta maravillosa, cursi, tierna y mágica canción feliz, nació en un momento en que mi corazón estaba abierto de par en par, sin más pretensión que el deseo de  seguir creyendo firmemente que el amor, es el antídoto y la única respuesta.

 

Si deseas comprarlo, da click a este enlace : https://onerpm.lnk.to/lomio

Y si deseas escucharlo, da click aquí : https://onerpm.lnk.to/Lynda

Larga vida y gracias por escucharme y leerme.